A estas alturas sobra decir que la parte más importante de un acuario es el filtro. Un buen sistema de filtración nos va a permitir lograr la calidad de agua necesaria para que nuestros peces y plantas vivan en un entorno saludable.

Pero, a la hora de elegir un filtro para nuestro acuario, vemos que existen en el mercado diferentes modelos y marcas, entonces¿Cómo elegir el filtro más adecuado para mi acuario? Primero vamos a ver los diferentes modelos de acuarios que podemos encontrar, y vamos a enumerar sus ventajas e inconvenientes

filtro interior

     

   - Filtro interior: los filtros interiores pueden ser una solución económica para acuarios pequeños con poca población de peces, pero su pequeño tamaño impide utilizar diferentes medios filtrantes, y esto se traduce en un filtro poco eficiente. Algunos modelos, como el de la imágen, nos permiten acoplar módulos de filtración, lo cual los hace más eficientes. Además de ocupar espacio dentro de nuestro acuario, nos obliga a realizar un mantenimiento muy frecuente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

filtro de mochila

 

-  Filtro de mochila: estos filtros también son económicos y no ocupan espacio dentro de nuestro acuario, ya que van colgados en la parte trasera generalmente. Podemos combinar diferentes medios filtrantes y no genera fuertes corrientes en el acuario, lo cual es beneficioso para la mayoría de los peces y plantas. Este tipo de filtro es muy recomendable para acuarios con alevines de peces y gambas. La pega de estos filtros es que hay que cebarlos manualmente antes de conectarlos, y esto puede ser un problema en el caso de que haya un corte de corriente, ya que el filtro no volverá a arrancar. Además no todas las tapas de acuario están preparadas para acoplar un filtro de mochila.

 

 

 

 

 

 

 

filtro de decantación

 

-  Filtro de decantación: estos filtros son muy populares en los kits para principiantes porque son muy económicos. Generalmente admiten un buen volumen de filtración, permitiendo combinar diferentes medios filtrantes, y también permiten ocultar el calentador dentro de la carcasa. Lo malo de estos filtros es que para ser eficientes han de tener un tamaño considerable y ocupan muchísimo espacio dentro del acuario.

 

 

 

 

-          Filtro exterior: los filtros exteriores tienen una gran capacidad de filtración, permiten combinar diferentes medios filtrantes, no ocupan espacio dentro del acuario y su mantenimiento es bastante bajo. Sin duda este tipo de filtros son los más eficientes y más fáciles de mantener, ya que al estar presurizados, el agua está obligada a atravesar todas las etapas de filtración. La única pega que se les puede poner es que han de trabajar fuera del acuario y por debajo del nivel de agua, y a veces nuestros muebles no están preparados para ello. 

filtro exterior

 

En resumen, a la hora de elegir un filtro hay que tener en cuenta que:

-          un filtro es mejor cuanto mayor es su volumen de filtración y mayor es el tiempo de contacto del agua con el material filtrante;

-          que no sólo hay que tener en cuenta el volumen del acuario sino también el número de habitantes;

-          debemos asegurarnos que en el futuro podremos encontrar piezas de repuesto para nuestro filtro sin problemas.