Ayer, una vez más, tuve que convencer a un cliente para que no desmontara su acuario. Es la misma historia que he escuchado cientos de veces a lo largo de más de 20 años de experiencia. “me lleva mucho tiempo”, “es mucho trabajo cambiar el agua”, el acuario se ensucia enseguida” etc, etc. ¿Por qué le resulta tan difícil a la gente mantener un acuario con lo fácil que es? Como solución a este problema que se repite, hace tiempo que elaboré un plan de mantenimiento de acuarios que yo llamo PLAN DE MANTENIMIENTO DE ACUARIOS PARA PRINCIPIANTES. Este plan se basa principalmente en dos aspectos: Paciencia y Constancia.

Paciencia, porque cuando compramos un acuario por primera vez, todos queremos tenerlo súper chulo desde el primer día, meter muchos peces de todo tipo, y eso no puede ser. El objetivo principal consiste en establecer un equilibrio biológico dentro de nuestro acuario, y eso lleva un poquito de tiempo. Durante las primeras semanas el acuario es un poco inestable, biológicamente hablando, y es en este periodo cuando debemos ser más prudentes.

Acuario superpoblado

Podremos decorar nuestro acuario el primer día con plantas naturales, pero a la hora de poblar el acuario con animales debemos seguir algunos consejos básicos como comenzar a  introducir peces después de  3 semanas de poner a funcionar el acuario, añadir habitantes de pocos en pocos, y esperar un tiempo prudencial entre cada introducción.  

 

Constancia, porque conozco muchos casos de clientes que no hacen caso del acuario durante meses, hasta que un día deciden que hay que hacer limpieza general. Para ello vacían el acuario, sacan los peces, llevan la urna al baño para limpiarla con lejía, lo ponen todo perdido de agua, discuten con su pareja…ESTO ES UN ERROR. Un acuario de bajo mantenimiento, como lo son la mayoría de acuarios de principiantes, no debe llevarte más de 10-15 minutos de trabajo… a la semana. Y ahora es cuando viene la pregunta del millón:¿Cómo hago para limpiar el acuario en 10 minutos?

 Pues siguiendo estos sencillos pasos:

 

Una vez a la semana:

-          Vacía un 10-20% de agua utilizando un aspirador de fondo para eliminar restos orgánicos del suelo del acuario.

Utiliza herramientas que te faciliten el trabajo

-          Limpia los cristales con utensilios adecuados que te faciliten el trabajo, como limpiadores magnéticos, cuchillas ,etc.

-          Poda las plantas que lo necesiten asegurándote que no quedan restos de hojas flotando por el acuario.

 -          Vuelve a rellenar el acuario con agua, y no te olvides de utilizar un acondicionador de agua (si utilizas agua del grifo) y bacterias nitrificantes, que ayudarán a repoblar la colonia bacteriana de tu acuario.
 
 Una vez al mes:

-          Limpia el material filtrante del filtro, así como la bomba de éste.

Una vez al año: 

-          Desconecta el filtro y desmóntalo para una limpieza general, cambia el material filtrante y aprovecha para renovar tubos, ventosas o piezas que lo necesiten.

Acuario  saludableY ya está. Fácil, ¿verdad?. Siguiendo estos sencillos consejos, tendrás un acuario saludable del que poder disfrutar, que te dará un montón de satisfacciones y que podrás mostrar orgulloso a tus amigos y familiares.

Espero que mis consejos os sirvan de ayuda todos aquellos acuaristas noveles que estéis un poco perdidos en este mundillo. Y recordad que si, a pesar de seguir estos consejos, en algún momento tenéis algún problema con vuestro acuario, no os volváis locos y consultad con un profesional.