Acuario roca viva

Hace unas semanas fui a ver a mi amigo Luis y monté un acuario marino en su peluquería. A él le gustan mucho los peces y cuando me lo propuso, pensé que era una idea genial no sólo para decorar su negocio, sino para crear un ambiente relajado y diferente.

Me hubiera gustado instalar un tanque gigante, pero la estructura sobre la que tenía que montarlo no iba a aguantar demasiado peso. Así que instalamos un pequeño acuario marino con roca viva y al final pusimos peces payaso. Quedó genial!!

Utilizamos  un acuario que  incluye un calentador, densímetro, pantalla de LED, sal marina y un filtro Hydra. Este último es fenomenal, porque permite introducir peces desde el primer día. Cómo? Elimina el amoniaco y los nitritos desde el primer momento. Al principio yo era un poco reacio a esto pero lo probé y funciona.

El SUSTRATO que utilizamos tiene que ser especial para agua salada. Se trata de aragonita o coral muerto,  que mantiene el Ph alto que es lo que necesitan los acuarios de agua salada. 

Como el acuario se iba a ver por los dos lados, teníamos que colocar la decoración bien repartida y centrada.

Utilizamos una ROCA ARTIFICIAL. Está  hecha a base de carbonato calcico y contiene una bacteria que se activa en contacto con el agua. Tiene una tintura natural que desde el primer día se va a ver morada. Además es una roca cuya porosidad es la misma  que la roca natural. Esto  permite que arraigue bien la flora bacteriana y que se de un buen equilibrio en el agua del acuario.

La CANTIDAD de roca viva que podemos poner va de acuerdo al volumen del nuestro acuario. Tiene que representar un 10 % del volumen total del acuario. Es decir,  si tenemos una acuario de 100 litros, se puede meter entre un 10 y un 15 % del peso en roca.

Es muy importante colocar las rocas de forma que haya una buena circulación de agua y algo separadas de los cristales, para que luego podamos limpiar bien los cristales. 

Para preparar el agua del acuario, hay que mezclar el agua con la sal preparada. Esta debe estar muy bien disuelta y tenemos que esperar a que el agua este totalmente transparente. Entonces podremos echarla ya en el acuario.

Los peces tropicales, que son los que vamos a introducir, deben estar a 25 grados aproximadamente. Para asegurarnos de que la temperatura del agua es la ideal, necesitaremos un termorregulador.

Tras unas horas, cuando el agua ya está más clara y ha alcanzado una buena temperatura, introducimos los peces. Normalmente hay que esperar varias semanas para que el ambiente del acuario se estabilice para poder introducir peces. En este caso, y gracias al filtro que hemos colocado, no ha sido necesario esperar tanto.

Mi amigo quedó feliz con su acuario. La verdad es que quedó muy bien y luce mucho en la peluquería. Ahora le voy a ayudar con el mantenimiento del acuario y vamos a ir metiendo poco a poco más pececitos, pequeños, eso sí, porque es un acuario pequeño.

He grabado un vídeo para que veas cómo fue la instalación.